El agua, un foco de la contaminación

dsc_0796

Mientras a nivel mundial cada persona gasta al día 120 litros de agua, en México se usan 200 litros. “Esto es un hecho de alerta”, comentó Raciel Flores Quijano, catedrático de la licenciatura en Ingeniería Ambiental de la UPAEP, en una entrevista con “Acción a la Ciencia”.

“El agua es el problema más grave de la contaminación en Puebla” dijo Flores. Antes de enseñar en la UPAEP, trabajó por 16 años en la industria y en el gobierno como ingeniero químico. “En estos años he entendido que hay dos factores que causan la contaminación en México: la falta de cuidado de la gente y la mala atención del gobierno”, concluyó.

Según Flores, en Puebla tenemos un claro ejemplo: Más de 40 años los municipios están batallando en la contaminación de la presa de Valsequillo, que es alimentada por los rios Atoyac y Alseseca. “Pero no le han dado una solución”, dijo el profesor, “Al contrario: ha empeorado la calidad del agua.”

¿Por qué? “Es una cuestión política”, aclaró Flores. “Tenemos suficientes leyes y normas, pero no se aplican”, explicó. Además, los trámites para conseguir los permisos toman mucho tiempo.

El ingeniero señaló que esto desalienta la participación de las instituciones y de las personas que intentan mejorar la situación. Según Flores, el gobierno no puede dar una solución rápida y oportuna. El problema está en los partidos: “Uno bloquea al otro”, subrayó. dsc_0805

En Puebla, el Sistema Operador de los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado de Puebla (SOAPAP) es responsable de tratar las aguas. “Pero la institución es estatal”, dijo el ingeniero, “no queda una representación municipal”.

“Así, lo político se complica con lo técnico”, comentó, “y esta es la mezcla más grave”. Por esta razón, Flores apela por una institución pública que debería dar una solución para la distribución y el cuidado del agua.

“Por el momento, no sabemos ni quien, ni cuando va a resolver la situación”, dijo el profesor. Y como sigue creciendo la población y la industria, cada vez se va agravando el problema del agua – en términos de la calidad y la cantidad.

“Aparte del factor político, nuestros estilos de vida causan la contaminación”, dijo Flores.  Referente al agua, se puede hablar de un derroche: Por ejemplo, hay muchas personas que se bañan 20 minutos y más. “En cinco minutos uno se baña bien”, indicó el catedrático.

La contaminación del agua en Puebla: Conoce el storify.

storify

Una mala percepción de la contaminación se puede ver actualmente en los Estados Unidos. El nuevo presidente, Donald Trump, niega el calentamiento global. “Es una postura intransigente e ignorante”, comentó Flores, “porque evidentemente el sector industrial contamina bastante y las industrias en los Estados Unidos han crecido mucho.”

Según Flores, también existe una falta de cuidado de los residuos: Cada uno genera un kilogramo de basura por día – en Puebla son 1,8 millones de kilogramos cada día. “Algo tan básico como la separación de basura no es común en las familias”, dijo el experto. Casi 95 por ciento de los residuos domésticos podría ser reciclado.

“Es un problema cultural, familiar y personal”, comentó Flores, “Para resolver el problema a largo plazo, hay que cambiar la mentalidad de la gente”.unspecified

En Puebla hay dos empresas privadas que son responsables del servicio de residuos. “El servicio funcionó muy bien, pero hace unos años ya está saturado y no cabe mas basura”, alertó el profesor.

Estos residuos contaminan nuevamente el suelo y el agua. Además, generan gases que afectan el aire. “La contaminación del aire es el tercer punto de la problemática, aparte del agua y de los residuos”, dijo Flores.

En Puebla hay 500.000 vehículos, en particular, Taxis, Ubers y transportes públicos. Sobre todo en las horas pico es donde se genera la mayor contaminación.

“Pero en nuestro estado también hay ventajas geográficas que nos favorecen”, aclaró el profesor. Se refiere a los vientos dominantes del norte al sur. “Eso disminuye mucho la contaminación del aire”, dijo.

Al final, Flores insiste en un aspecto: La falta de datos sobre la contaminación. Antes había un sistema que mide la contaminación de Puebla en tiempo real. “Pero ya no existe, no se puede consultarlo”, lamentó el catedrático.  “No sabemos como estamos. El gobierno no presenta las cifras: las oculta”, dijo, “y esto creo que no pasa en otros países.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s