Llegar tarde, se volvió un hábito.

Llegar tarde, se volvió un hábito.

Despierto el martes 14 de Marzo, al parecer no escuché mi alarma y viene a mi mente que tengo examen, pero ya es muy tarde. Mi nombres es Gerardo Matamoros estudiante de la carrera de comunicación y a mis 23 años aun no soy puntual. Voy hacia mi recámara rápidamente para poder vestirme y lo que encontré fue lo primero que me puse. Bajo las escaleras por mi mochila, pero ya me siento muy presionado, tomo la llaves del auto para salir a toda prisa hacia la universidad.

volkswagen-golf-mk7-1

Ya estando en el auto, piso a fondo el acelerador y trato de hacer los cambios lo más suave que se pueda para sacar el mejor desempeño del auto, después tengo que frenar inesperadamente porque hay un tren de carros a consecuencia que un camión está subiendo pasaje, me siento muy presionado por que no voy a llegar, quiero poner música en el estéreo, para poder relajarme, pero empiezan a tocar el claxon los demás autos, pero el sonido es muy irritable que no me puedo concentrar en poner una canción.

maxresdefault

Al pasar la larga fila de carros, tomo un atajo para poder incorporarme, pero me percato que viene un carro a toda velocidad para que el pase primero, freno y el conductor me ve feo, lo cual me molesta un poco, me meto para incorporarme a la calle, pero me toca el alto. Cada vez estoy más presionado, siento que los minutos pasarán como segundos, el alto se me hace eterno, me empiezan a llegar demasiados pensamientos de ¿Por qué no escuche mi alarma?, también me surge un cierto coraje porque me dormí temprano para poder levantarme sin ningún problema. El semáforo cambia a luz verde y acelero para poder meterme a periférico.

Conoce el storify 

GERARDO STORIFY

Voy a toda velocidad arrebasando a todos los carros, pero al pasar el puente me encuentro con otra fila de carros para mi desgracia, por lo cual pongo mis intermitentes; otros carros vienen muy rápido, tomo mi teléfono para abrir la aplicación de waze y matar la duda de lo que estaba pasando mas adelante, al parecer el destino no me dejaba llegar porque había ocurrido un accidente, dos carros habían chocado.

ciclopista1_0

Después de pasar otra larga fila de autos, llego a la altura La Vista, pero me toca el alto, la presión que tengo sigue incrementando, lo que me consuela es mi oportunidad de poder poner música que aún así no puedo sentirme bien por que ya en cinco minutos comenzará el examen, me da la luz verde y voy a velocidad lenta por el congestionamiento que hay en la Atlixcayotl, por los estudiantes del TEC de Monterrey, y aún no acaba el tráfico ya han pasado los cinco minutos, mis esperanzas de llegar se han perdido, justamente ese día es donde a todo el mundo se le ocurrió circular, ya estoy cerca de la universidad, entro al estacionamiento, escaneo todos los lugares disponibles, el primero que veo cerca de la salida ahí me estaciono lo más veloz que pude, salgo del auto corriendo y olvido en que salón me tocaba, al llegar a los torniquetes saludo al policía de la entrada, ya voy subiendo las escaleras, por suerte le atino al salón, toco muy apenado porque ya llevaba media hora de retraso, la maestra me dejo pasar para poder realizar el examen, pero me dice que solo tengo 30 minutos para hacerlo y la máxima calificación que puedo sacar es ocho, no me quedo de otra que aceptar esos términos.

Gerardo Matamoros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s