¿Cómo se genera ciencia y tecnología en Puebla?

¿Cómo se genera ciencia y tecnología en Puebla?

Desde la época de la revolución industrial, el ser humano se encuentra en una interminable carrera con la tecnología, pues de no ir por lo menos a la par de ella en el trayecto, quedaría olvidado y estancado en la obsolescencia, teniendo escasas probabilidades de salir de este agujero negro.

Cada vez que visito a mi abuela, me encuentro con que tiene un nuevo problema con su televisor y el servicio de cable que la ha mantenido un lapso considerable sin entretenimiento, hago énfasis en que está jubilada y esa es actualmente una de sus pocas y más importantes ocupaciones.

Cosas-que-había-en-casa-de-la-abuela-10

Aunque la catástrofe de la ociosidad sea producto de un cable que se desconectó o simplemente de que haya presionado un botón equivocado en el control remoto, la falta de conocimiento sobre uno de los avances tecnológicos más comerciales y por tanto hasta cierto punto más básicos, revela que ella se encuentra atorada precisamente en ese terrible y oscuro agujero, ya mencionado.

Por el contrario, cuando coincido con mis primos de seis y ocho años, ellos me demuestran lo capaces que son de resolver percances de la índole que se les presentan de manera más eficiente de lo que yo misma considero que lo haría. Ellos, por otra parte, son el claro ejemplo de aquellos que se encuentran a la par de los avances en esta carrera infinita.

generacion-z

En respuesta a los avances científicos que se nos presentan como el pan de cada día, se encuentra la posibilidad de fomentar el desarrollo de estas herramientas desde varios ámbitos de la vida social.

Cuando tenía 11 años, mi mayor aspiración relacionada con la tecnología, era dibujar perfectamente en Paint. Mi tío 10 años mayor podía hacer bocetos increíbles con la herramienta del lápiz, mi mamá me mostraba cómo ingresaba palabras y una voz extraña las leía, y mi clase de computación se trataba de aprender geografía en una PC de entender cómo manejar el hardware. En secundaria, a partir de los 13 años, esa clase se centró en programas como Corel, paquetería Office y Movie Maker; pero cuando llegué a la universidad, la posdoctora en informática, Laura, me mostró la increíble gama de herramientas digitales que existen para facilitar la hechura de tareas, presentaciones laborales, publicidad, y un sinfín de cosas más. Ella no solo me ayudó a saber usar adecuadamente la web, sino que también me dejó tareas relacionadas con investigar sobre avances, lo que me convirtió en conocedora de diversos campos científicos.

18643528_10213060100043344_451067487_n

Antes de eso, durante toda mi vida había considerado a la ciencia como algo estrictamente relacionado con la escuela, los laboratorios y la típica figura de un hombre despeinado, de lentes y con una bata blanca. Con el paso del tiempo me di cuenta de que realmente no es así, sino que se encuentra presente en absolutamente todos los aspectos de la vida cotidiana sin que nos percatemos de ello.

Ante la experiencia que he vivido con la ciencia y la tecnología, es preciso preguntar cómo se genera actualmente y de forma inmediata en el entorno donde me encuentro: Puebla.

160509jm_contaminacion011-580x387

Por esta razón, en la siguientes líneas abordaré de forma explicativa cómo es el desarrollo en la ciencia y tecnología en la ciudad de Puebla, para lo cual me centraré en tres aspectos:

  • Académico: incluye el panorama en preparatorias y universidades localizadas en la ciudad y sus aportaciones a la ciencia y tecnología
  • Gubernamental: enlaces de apoyo al desarrollo de proyectos, así como a estadísticas sobre la opinión y el interés de los jóvenes.
  • Generación Z: mostrar la visión de los jóvenes que nacieron a partir de la segunda mitad de 1990 sobre la situación actual

La generación de ciencia y tecnología desde la perspectiva académica

PERSPECTIVA ACADEMICA

Debo admitir que siempre soñé con inventar algo que transformara al mundo, que dejara huella y cubriera necesidades. Pasaba horas pensando en algo innovador y revolucionario que fuera viable y posible.

Mi primer invento apareció cuando iba en el kínder y obtuve un juguete misterioso en la compra de un chocolate. Era una cámara fotográfica que no hacía absolutamente nada. Unas horas más tarde, cuando llegué a la escuela, me topé con un compañero que le quitaba la punta de grafito a sus lápices de colores para coleccionarlas, el problema era que se lastimaba los dedos al separarla. Entonces tomé la pequeña cámara, metí el lápiz y lo doblé. Lo llamé “El rompe puntas”. Quizá no haya transformado la sociedad, ni sido acreedora a un Premio Nobel, pero sí logré resolver el problema de un niño de cinco años de edad. Ahora, a mis veintiún años, estoy plenamente consciente de que si tengo una solución para un problema, puedo buscar apoyo y llevarla a cabo.

Platicando con uno de mis profesores favoritos del área de ingenierías de la universidad, Marco Antonio Barrientos, concluimos que en la mayoría de las escuelas, los maestros están prácticamente obligados a contribuir a la creatividad de los alumnos y a impulsar sus ideas para que se vuelvan algo aterrizado y, en la mayoría de los casos, tangible, aunque para ello a veces se necesite romper con el modelo tradicional de enseñanza en el que el profesor se encuentra al frente de los alumnos, dando un monólogo durante toda la clase.

            Por ejemplo, la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla, propició la invención de aparatos auditivos que serán patentados para que las personas puedan adquirirlos a un costo bajo, así como otros desarrollos de índole biomédica y un Satélite de la Facultad de Electrónica. Asimismo, el INAOE lleva a cabo investigaciones referentes a la microelectrónica, el área de computación y también Satélites, presentados en Congresos Internacionales. La Benemérita Universidad Autónoma del Estado de Puebla es generadora de avances en robótica y semiconductores.

Igualmente, está la Feria de Expociencias, que tiene categorías desde infantiles hasta universitarias o de posgrado, donde se van eliminando candidatos hasta llegar a un concurso a nivel mundial. En 2014, una niña de 12 años y un niño de 10, inventaron un basurero llamado Candy trash que al depositar una botella de PET, regresaba un dulce. Los dos pequeños genios pasaron a la etapa regional, luego a la nacional y finalmente compitieron en el mundial en Perú, donde obtuvieron el segundo lugar.

El aspirante a doctor, Gilberto Montaño me permitió realizarle una entrevista con respecto a la situación actual de patentes, proyectos e instituciones relacionadas con el desarrollo científico y tecnológico.

Mencionó que la problemática de los proyectos e invenciones se centra principalmente en tres aspectos:

  1. Aunque existen fondos tanto privados como públicos para financiarlos, no siempre se aprovechan debido a que no se llena el cupo y estos no son utilizados por completo, desperdicíandose el resto. Además, no incluyen la manutención del investigador y le es complicado permanecer en otros lugares donde se requiera más intención. Finalmente, a veces el inversor solicita avances muy rápido con bajos presupuestos, lo que resulta prácticamente imposible para el creador.
  2. Cuando alguien inventa algo (especialmente dijo que es algo que le sucede a él, que tiene más de tres patentes), primero crea y luego piensa dónde aplicarlo, en lugar de detectar una problemática o necesidad y hacer un diseño que la solucione.
  3. Somos malinchistas al adquirir productos y creemos que por ser de otro país son se mejor calidad cuando la realidad es que los mismos estudiantes mexicanos (en este caso poblanos) pueden desarrollar algo, evitando que el capital se vaya fuera de México.

    Gracias a las respuestas del Mtro. Gilberto Montaño, recordé la importancia de darle seguimiento a las ideas que alguna vez surgen, la necesidad de buscar soluciones a un problema concreto en lugar de plantear invenciones al aire y que existe la posibilidad de crear como un fin alcanzable, probable y fomentado desde diversos centros de investigación.

La generación de la ciencia y tecnología desde la perspectiva gubernamental

FOTO_340_uploaded_v1
Gobierno de México

Hasta hace unos años, solía ser una de esas ciudadanas que se queja del gobierno, de la corrupción y las malas decisiones sin hacer algo más que señalar y juzgar desde el sillón de mi sala, mientras veía las noticias. Con el transcurso de los años, comprendí que es imposible delegar absolutamente todo lo que concierne a la vida pública a una minoría de personas y esperar que el país funcione de maravilla, así que decidí indagar sobre lo que podía hacer para aportar mi granito de arena. No fue hasta aquel momento en que opté por ello, que tuve la iniciativa de indagar con profesores involucrados en asuntos de ese estilo y me di cuenta de la inmensa cantidad de convocatorias que lanza el gobierno cada año para que las personas tengan la oportunidad de llevar a cabo sus ideas y contribuir a la mejora de la calidad de vida.

Por ejemplo, el invento que tuvo un joven de colocar botellas de agua combinada con cloro en los techos de las casas para que refractaran la luz del exterior e iluminaran las viviendas de quienes no tienen acceso a la energía eléctrica. Es algo que, si no se me ocurriría fácilmente, tampoco tendría que estudiar una maestría o un doctorado para implementarlo. Lo cierto es que específicamente en México, tenemos más que la habilidad, el ingenio de improvisar soluciones completamente viables y factibles para circunstancias pequeñas o momentáneas; sin embargo, no es frecuente llevar esa creatividad tan peculiar más allá de banalidades poco (mejor dicho, nada) trascendentales en el ámbito social, ecológico o económico, entre otros.

barrios_del_norte_brillan_con_las_botellas_solares
Botella rellena de agua y cloro iluminando una vivienda

Aquí un ejemplo de la creatividad en Latinoamérica:

   Como mencionó el Mtro. Gilberto en la entrevista de la parte académica del reportaje, sí existen fondos destinados a las personas que quieren desarrollar un invento, el problema es que no siempre se sabe dónde encontrar las convocatorias a concursos o seguir correctamente los procesos de redacción, orden y formato de los documentos que necesitan entregarse.

Imagen1

            El Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE) actualmente se encuentra en apoyo de 11 proyectos para infraestructura social de ciencia y economía, de los cuales uno solo proviene de Puebla y los otros de Coahuila, Querétaro, Yucatán, Guanajuato, San Luis Potosí, Tabasco y Sinaloa. El local, se trata de la construcción e instalación y equipamiento de un Centro de Datos para administrar y procesar información del propio instituto y su monto total de inversión hasta ahora (pues sigue vigente), es de $17,049,883 pesos mexicanos. La descripción en la página oficial dice que se necesita remodelar y adquirir herramientas de cómputo para establecer interconectividad entre los equipos y el exterior a través de redes de alta velocidad, para evitar el almacenamiento de la información. Sin embargo, el avance físico aún se encuentra en un 0%.

            En la Encuesta Sobre la Percepción Pública de la Ciencia y la Tecnología (Enpecyt) que se realizó en 2015, hay una pregunta sobre el interés por los desarrollos científicos y tecnológicos según la disciplina a la que estos pertenecen y el primer lugar fue para medicina/ciencias de la salud, el segundo para las humanidades y las ciencias de la conducta y el tercero para las ciencias sociales. En el resto de los puestos están los de físico-matemáticas/ciencias de la Tierra, biología/química, ingenierías, y finalmente biotecnología/ciencias agropecuarias, en ese orden.

Por otra parte, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) lucha por contribuir al impulso de la educación científica y tecnológica como elemento transformador del país hacia una sociedad del conocimiento a través de fortalecer las capacidades en ciencia, tecnología e información, todo ello otorgando apoyo financiero. En este año (2017), tiene un presupuesto aprobado de 1,884,226,402 pesos mexicanos, del cual aún no se sabe cuánto realmente se gastará y cuánto terminará desperdiciado por falta de iniciativas de participantes.

El tabulador de becas nacionales extraído directamente de la página de transparencia del Conacyt:

tabulador becas conacyt

Incluso, existe una iniciativa que reforma y adiciona diversas disposiciones de las Leyes de Ciencia y Tecnología, y Orgánica del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, esta propone facultar al Conacyt para que ayude, promueva y apoye a las dependencias federales (con el presupuesto federal) en materia de ciencia, tecnología e innovación, para que ejerza sus recursos eficaz, racional y transparentemente, siendo responsable de asignar, dar seguimiento, controlar y evaluar el gasto público federal en tecnología e innovación en conjunto con otras dependencias y entidades de la administración pública federal; asimismo, emitir criterios, términos y parámetros de evaluación para llevar a cabo la medición del impacto, los resultados y los beneficios de esos recursos emitidos y aprovechados.

            Así que es indispensable pelear por atravesar los procesos de todas las instancias que brindan apoyo a los proyectos, pues solo de ese modo es posible proponer y lograr un cambio.

La generación de la ciencia desde la perspectiva de la generación ZFOUNDERS

Imagen6
Ver Storify

Siempre he recibido comentarios sobre la habilidad que tienen las personas de mi edad para realizar varias actividades de manera simultánea sin que estas se encuentren relacionadas entre sí. Recuerdo una etapa de hiperactividad en mi adolescencia, donde hablaba por teléfono (1), chateaba en mi laptop (2), escuchaba música (3), veía televisión (4), y mandaba mensajes de texto en mi celular (5), al mismo tiempo.

No entiendo cómo era capaz de concentrarme en cinco labores a la vez, pues se sabe que cuando la atención está distribuida en lugar de enfocada, no se está llevando a cabo nada en un 100%, sino que cada cosa funciona en una parte de esa totalidad. Creí que era una experta en ello hasta que conocí a la siguiente generación: la Z.

Los Founders, como se autodenominaron en una encuesta que realizó la televisora MTV, son la generación nacida después de los Millennials; es decir, a partir de mediados de la década de los 90. Su principal característica es que tuvieron acceso a la tecnología desde muy temprana edad, lo que los hace expertos en el manejo de ella.

De hecho, Ricardo Murcio y Alfredo Walls escribieron un artículo sobre la educación de la generación Z, en el queaseguran que para educarlos es necesario permanecer en constante innovación para captar su interés y atención.

Evidentemente, están plenamente conscientes de que el futuro está en sus manos y es necesario que dominen toda la gama de herramientas que les ofrece la actualidad para tener una vida provechosa. Al respecto, cinco estudiantes de la academia de ciencia y tecnología, Edubotikx, me respondieron a la pregunta ¿qué opinas sobre la ciencia y tecnología?

Igualmente, la comunicóloga y administradora de Edubotikx, Iveet Jiménez, me compartió su opinión sobre la existencia de una empresa privada que fomente el ingenio de los niños en el ámbito de la ciencia y la tecnología:

“Creo que tenemos una gran misión con los niños, ya que la forma de educación que nosotros manejamos se basa en las habilidades de los niños y considero que eso es una gran ventaja que les damos a ellos al no generalizar como suele hacerse en las escuelas de modo educativo habitual.”

Cuando llego al trabajo, me sorprende la cantidad de conocimientos que puede existir en la cabeza de un niño de menos de 15 años de edad. Recuerdo una ocasión, en la que lanzamos un concurso de robótica en Facebook, donde el ganador sería quien obtuviera más likes en la foto que subimos de él en el torneo de armado y programado de robots de lego y videojuegos. Todos los participantes fueron publicados en la página de la empresa Edubotikx y tuvieron una semana para conseguir ser el ganador.

Al llegar el día de los resultados, la afortunada con más likes estaba arriba del resto por más de 600 y quien más se acercó a ella aún estaba 200 abajo. ¿Cómo consiguió tanta respuesta si ella ni siquiera tiene Facebook? Me pregunté. Cuando tuve la oportunidad de verla (pues yo soy su instructora cada viernes) no me contuve y la interrogué. “Mi hermana fue la que estuvo compartiéndolo con sus amigos, ella me consiguió cada uno de esos me gusta”, me respondió. ¿Y cuántos años tiene tu hermana?, pregunté de nuevo. “Tiene 16”, finalizó. Fue entonces cuando comprendí el increíble manejo tan auténtico y natural que tienen los Founders de los avances tecnológicos, y me queda claro que si usan su habilidad nata para el bien, el mundo se convertirá en un lugar mejor en los próximos 100 años.

16603139_1234149483333221_3581496515096129116_n.jpg

Conclusiones

            A lo largo del año, se lanzan cientos de convocatorias y becas en apoyo del desarrollo de investigaciones e inventos que representen un avance o una contribución a la calidad de vida del país, y Puebla es uno de los lugares donde más patentes e iniciativas surgen. No obstante, el ciudadano promedio, sin importar la brecha generacional a la que pertenezca, no tiene ni siquiera una remota idea de la maravillosa gama de posibilidades que hay para inmiscuirse en ellas y ejercitar su ingenio y creatividad.

            Los contrastes que se observan tanto en la Ciudad de Puebla como en el resto de la República mexicana, muestran dos extremos: el blanco y el negro. El investigador especializado y el campesino sin luz eléctrica ni agua en su hogar; el estudiante brillante y el estudiante mediocre; el hombre millonario y el hombre miserable; el gran monopolio y la tiendita de la esquina. Somos un sitio lleno de diferencias que pueden abordarse y corregirse a base del esfuerzo y la colaboración.

            Así como la sociedad actual se encuentra interconectada (evidentemente de manera general) la mayoría del tiempo, es un deber individual grupal también el estar pendientes de las distintas maneras en que podemos aportar algún tipo de mejoría a nuestra vida y la de los demás, estando pendiente de las invitaciones que se nos hacen para que eso pase.

            La generación de la ciencia y la tecnología no está explotándose en su máximo potencial, pues como ciudad de industrias y capital de inversiones, así como de universidades y centros de investigación y desarrollo, somos una incubadora de mentes y propuestas brillantes que puede lograr llegar mucho más lejos de lo que ha llegado hasta ahora.

            Los Founders juegan un papel clave en el desarrollo de cualquier ajuste tecnológico, pues es indispensable considerar que, si bien ellos aún no cuentan con los conocimientos o las edades necesarias para ejecutar un hardware o software por sí mismos, sí serán quienes el día de mañana se encarguen de manejar e incluso implementar los inventos que lleguen a sus manos como legado de generaciones anteriores. Además, es importante recalcar que muchos de los inventos y prototipos actuales van dirigidos a ellos, por lo que es imprescindible conocerlos, diferenciarlos de los demás sectores y saber atraer su atención e interés.

            Entonces, se puede superar el valle de la muerte, no solo del INAOE sino de cualquier institución donde ingresemos un proyecto, idea, prototipo, invento, etc. Siempre caminando de la mano del esfuerzo, la disciplina y el valor de la constancia, tan contrario a la ideología de la inmediatez que se respira actualmente. Después de todo, el progreso está al alcance de todos los que sepan informarse, indagar, preguntar y sobre todo, participar.

el-sector-tecnologico-esta-dibujando-el-futuro-del-trabajo-y-no-nos-espera-nada-bueno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s