El negocio del fútbol ante la corrupción intrínseca del mexicano

El negocio del fútbol ante la corrupción intrínseca del mexicano

Los sueños de ser futbolista profesional quedan en el campo a causa de sobornos y conflictos de interés

Por el colectivo de periodistas Futbolistas de la comunicación.

En México, el futbol es el deporte más jugado. Está tan presente en la cultura mexicana que a cualquier lugar al que vayas del país, podrás encontrar campos de fútbol para todas las edades. Este es el deporte que muchos, como niños, queremos llegar a desempeñar de manera profesional. Muchos empezamos a forjar este sueño desde los siete años, en las “escuelitas” de las filiales, y, más allá de la motivación monetaria que ven los mayores, a una tierna edad sólo quieres realmente seguir tu sueño.

soccer-263716_1920

De hecho, el fútbol es un deporte que está en boca de todos en México. Mientras en nuestro país hablamos de fútbol soccer, en los Estados Unidos de América hablan acerca del fútbol americano. Pero sea cual sea el tipo de fútbol que es jugado, es necesario recordar que forma parte de la cultura de varios países, independientemente de cuán arraigada esté la tradición, puesto que no es la misma manera en que ven el fútbol en México que en Estados Unidos de América.

Llegar a ser profesional y conseguir los sueños que tus ídolos han podido. Sueños como competir en las grandes ligas, deseos como ganar una copa a nivel internacional son una constante. Sin embargo, la utopía y la imaginación no son suficientes para alcanzar estas metas y de hecho, son muy pocos los que llegan a hacerlo.

boys-2771916_1280

Esta situación es debida a la necesidad de una identidad nacional. De hecho, el fútbol reúne a una gran cantidad de multitudes. Éstas son multitudes, no porque haya una masa, sino porque las multitudes tienen distintas masas, cuya homogeneidad busca destruir lo monolítico que es la esencia del fútbol. De esta manera, podemos ver personas de distintos lugares, distintos orígenes y distintas formas de ver la vida unidas por un solo deporte.

Sin embargo, no todo es color de rosa y también han sido encontradas ciertas limitantes y diferencias dentro del mismo mundo del fútbol. Ha habido diferencias en cuanto al ego, a la raza y la clases social.

Referente al ego, ha habido personajes que a pesar de haber comenzado desde lo más bajo, como Cristiano Ronaldo, han logrado llegar a la cima del fútbol, a pesar de las preferencias sociales que hay por los jóvenes con más recursos económicos, o raciales. Pero ni siquiera el ego ha podido limitar su carrera, puesto que los resultados que ofrece son más efectivos que cualquier otro tipo de variable social racista o excluyente. No obstante, hay que recordar que este caso es una excepción a la regla, y en la mayor parte de los aspirantes a las ligas profesionales, hay un clasismo arraigado.

Esto es a lo que se refería la Escuela de Chicago con el nivel cultural y el nivel biótico, los cuales son diluidos al calor de la euforia que el fútbol provoca en sus más grandes allegados, y quienes no son allegados directamente, terminarán siendo parte de estos movimientos gigantescos por la simple necesidad de encajar, tal y como Freud lo relataría en sus estudios psicoanalíticos acerca de la identidad del hombre y su integración a los movimientos sociales, en este caso, el fútbol.

Pero el fútbol no es exclusivo de los hombres, al menos no en la era actual. Alguna vez lo fue, es verdad, pero hoy en día, gracias a los Derechos Humanos y otras políticas integradoras, la mujer ya ha sido incluida en estos rubros, y cada día es más la cantidad de mujeres que triunfan en este y otros deportes. Principalmente en el fútbol es relevante ya que se trata de un deporte que había sido fuertemente masculinizado.

Y no nos quedemos atrás, el deporte como el fútbol también ha sido convertido en una estrategia de inclusión para las distintas formas de vivir la vida. Incluso la comunidad LGBT (Lesbians, Gays, Bisexuals and Transgenders) ha sido incluida en este factor y la comunidad del fútbol, la FIFA especialmente, no ha quedado atrás, ya que como los Juegos Olímpicos, los bomberos australianos y los atletas europeos, están dispuestos a dar la bienvenida a esta comunidad cuyas preferencias sexuales fueron fuertemente castigadas y satanizadas a lo largo de los siglos.

De hecho, hay futbolistas heterosexuales famosos que ya han alzado la voz en pro de la comunidad LGBT y defienden, promueven y consienten la idea de que haya futbolistas homosexuales, ya sea hombres o mujeres, que sean considerados como grandes íconos del fútbol. No faltará el momento en que los gays y las lesbianas del clóset que son o alguna vez fueron grandes figuras del deporte, salgan del armario para poderle decir al mundo lo duro y lo gratificante que es ser homosexual en el mundo del deporte.

Las regaderas de los grandes estadios habían sido considerados como un tema tabú. Era casi increíble creer que dentro de un grupo de hombres machos, varoniles y atléticos pudieran tener preferencias por el mismo sexo. Incluso llegó a ser un fetiche la utopía de que los hombres varoniles pudieran tener alguna relación sexual o una especie de besuqueo dentro de las regaderas. Sin embargo, este estigma ha sido contrarrestado poco a poco. Hoy en día sabemos que los homosexuales no se sienten atraídos por todos los hombres, y que también pueden convivir entre hombres sin fetichizarlos puesto que son parte de su misma naturaleza masculina.

Retomando el tema de los sueños y la figura pública del jugador estrella, sería útil preguntarnos las razonas que impiden que un chico llegue a ser un grande en el fútbol. No sólo se trata de la poca cantidad de apoyo monetario hacia el deporte en México. También se trata de la pequeñez del espacio abierto para conversar acerca de los sueños poco probables desde una perspectiva alentadora y entusiasta y no desde el pesimismo del mexicano, que apaga toda vela que está a su pasa y machaca todo logro de su prójimo.

Pero ¿Por qué no todos podemos llegar a serlo? ¿qué factores lo impiden? ¿es una cuestión de motivación, o de recursos? ¿o será que se trata de una cuestión racial?

Hoy en día, el fútbol es un negocio que ha sobrepasado a lo deportivo y en México existen casos en que los directivos de clubs que  meten o dan oportunidades a los jugadores que “les alcanza”, es decir, a los elementos que cuentan con los recursos suficientes para pagar una elevada “cuota” que no les garantiza nada más que poder entrenar con el primer equipo. Y, sin importar la calidad del jugador si tienes alguna cuota puedes llegar a ser profesional. Como en todo hay casos de éxito sin dar cuota, pero de la misma manera son muchísimos los casos de corrupción dentro del futbol, y son casos muy claros como los hijos de jugadores o hijos de dueños de grandes empresas, como Emilio Hassan Viades Slim, sobrino del hombre más rico de México que llegó a debutar en el Toluca a finales de la década de los noventa o el famoso caso de Carlos el ‘cheto’ Leaño, quien hizo toda su carrera en los Tecos de la UAG, siendo su padre el dueño del equipo.

Y sin olvidar el caso del ya fallecido Hugo Sánchez Portugal, hijo del máximo futbolista que ha dado este país, quien llegó a debutar a Pumas gracias a que su padre, en ese momento era el Director Técnico, y obviamente, por ser Hugo Sánchez.

Para Hugo, sin duda, esto fue un golpe tan fuerte que cambió su vida. En su momento él prometería que la liga mexicana llegaría a ganar el mundial. Todos creían que el gran jugador que España había adoptado por una buena temporada, y quien sería también ganador de varios pichichis, sin contar su experiencia en el baile que después diría que es la razón primeriza de su éxito como jugador, sería el que llevaría a México al estrellato, a la gran gloria de ganar el máximo campeonato que imprime un orgullo intrínseco en el país ganador.

Pero esta esperanza se apagaría con el tiempo, tal y como siempre sucede en el pensamiento del mexicano, programado para el fracaso. Y aunque las circunstancias eran óptimas para que México lograra saborear la gloria deportiva más grande que el mundo alguna vez haya dado, esto no fue posible por la misma mente traicionera que impidió que el desempeño del equipo fuera el suficiente para ganar la más codiciada copa.

Estos, sin duda alguna, son hechos que te ponen a pensar acerca del deporte. ¿Es el deporte una forma de ejercitarte? ¿de sentirte mejor? ¿o es el deporte una obsesión? ¿es una necesidad? ¿es una vanidad, gloria o vanagloria? Y para ser sinceros, es una lástima que lo manchen de esta manera, tenemos un caso específico, alguien cercano a nosotros y el cual podemos estar seguros de cómo nos lo contó.

Nuestro compañero, estudiante UPAEP de ingeniería industrial, Marco Antonio Olmos Velázquez, quien actualmente juega de manera amateur para la selección de su universidad, nos comenta en una entrevista su experiencia dentro del ámbito futbolístico. Empezando a jugar, impulsado por su papá, desde los seis años de edad,  en la escuela donde estudiaba la educación primaria, el Instituto Oriente, ahí probó diferentes posiciones hasta que se quedó en la posición de delantero.

A los 14 años probó entrar en las selecciones inferiores del Club Puebla en donde fue rechazado, entrando poco después a las divisiones inferiores del Club Los Ángeles, el cual se desintegró poco después de haber comenzado a jugar en su equipo representativo en cuarta división. A los 16 entró a las filas del Club Pachuca en donde señala que la primera razón del porque no debutó fue la suerte y la segunda razón fue porque le exigieron una cuota de 50,000 pesos para poder entrenar con el primer equipo y poder jugar en las divisiones sub-17 y sub-20 sin garantizarle su debut en primera división. Señaló a Ángel ‘Coca’ González de ser el responsable de pedirle tal cantidad. El directivo ha sido en muchas ocasiones señalado por pedir dinero en las divisiones inferiores para poder “ascender” en la carrera como futbolista, incluso, muchos futbolistas que son profesionales a la fecha han comentado que en sus respectivos equipos también se ha sabido de casos similares. Daniel Ramírez, ex jugador de Pumas en 2014, señaló a este hombre pidiendo un “soborno” de 10,000 pesos para hacerlos debutar en Pachuca hace un tiempo. Esto lo mencionó en una entrevista en el ya lejano 2014, y días después dijo que se malinterpretaron sus palabras, pero es más que claro que esto sigue y seguirá pasando dentro del futbol mexicano. Hoy en día, el ex-delantero de la Máxima casa de estudios, se encuentra jugando en segunda división en un equipo de Reynosa. Esto puede ser porque, tal vez, dijo la verdad, algo que no se acostumbra a decir y algunos directivos sintieron una amenaza de que “se les caiga todo el circo”.

Regresando al tema de nuestro compañero, él cree que no sólo los directivos de los equipos son los responsables de esta situación, sino también culpa a los mismos jóvenes aspirantes al fútbolprofesional quienes por cumplir su sueño, son capaces de desembolsar grandes cantidades de dinero para poder tener un oportunidad mayor a la del resto de los aspirantes. Asegura que este suceso lo deprimió mucho, incluso llegó a pensar dejar de practicar el fútbol, a pesar de que ha sido parte de su vida y parte de su familia muchos años, confiesa que le sirvió para poder comenzar una carrera universitaria que ahora parecer ser lo más importante para su vida,
pero aún tiene un sueño compartido con su padre que es debutar, si no es en primera división al menos en alguna división inferior. Un consejo que brindó a los jóvenes futbolistas que puede pasar por esta situación es que si no te dan la oportunidad en algún lado, sigas intentando hasta cumplir tu sueño y no dejarte caer.

Muchos casos como estos podemos encontrar en la historia delfútbol mexicano, y muchos nombres de estos han sonado en los últimos años gracias a la facilidad que en nuestros días han logrado destapar la cloaca de la corrupción en el futbol mundial y sobretodo en el mexicano en donde encontramos muchos intereses, pero no es solo un problema que existe en México.

Dentro del futbol amateur podemos encontrar miles de casos como el de nuestro compañero, quienes demuestran tener calidad de juego pero por diferentes razones no pudieron llegar a dar el siguiente paso. Un caso diferente es el de Sergio Espíndola, ingeniero civil graduado por la BUAP, quien confiesa haber ido a Brasil a unas visorias con Botafogo y le dieron un mes de prueba, pero no le daban ayuda para poder mantenerse en el extranjero, sabiendo el equipo que no era residente de Brasil.

people-1284253_1920

Años después, intentó hacer lo mismo pero en Suecia, y no pudo quedar por problemas personales con su profesor, cosa que él considera que fue factor para que no quedara en el futbol profesional. De igual manera, si no tienes una buena relación con los directivos, estos pueden ser de alguna manera inmaduros y no encuentran la diferencia entre la amistad y la actividad laboral y esto puede llegar a terminar con la carrera de jugadores. Esto se debe, seguramente, a los intereses que tienen algunos de los más altos directivos.

Así que es necesario que sea sesgado el gremio de los que mandan en las grandes ligas de la FIFA. Ahora vemos que los únicos afectados en este mundo no son solamente las mujeres, sino también los hombres. Siempre hay una forma de patriarcado que es sobreimpuesto en los clubs privados.

El futbol es una mafia que lastimosamente ha manchado uno de los deportes más bonitos del mundo, y estos casos es solo un indicio de toda la mafia y la suciedad que existe dentro del deporte.

football-257489_1280

El expresidente de la FIFA Joseph Blatter aceptó una cantidad absurda de dinero para que Qatar sea sede del Mundial en 2022, cosa que a muchos nos pareció inverosímil, ya que Qatar no cuenta con las instalaciones para preparar una justa de esta magnitud por los cambios drásticos de clima que podemos encontrar.

El Comité de Ética de la FIFA, ordenó la suspensión provisional de Blatter el 8 de octubre de 2015 por un periodo de 90 días, debido a un investigación que se está haciendo contra él, el presidente de la UEFA, Michel Platini y contra Jérôme Valcke, secretario general de la FIFA suspendido el 17 de septiembre de 2015.El 21 de diciembre del mismo año, Jospeh Blatter junto a Michel Platini (presidente de la UEFA) fueron suspendidos por 8 años de cualquier actividad relacionada con el fútbol por los casos de corrupción en los que estaban involucrados.

En 2006 encontramos el conocido “Calciopoli” en donde se encontraron partimos amañados en el actual campeón la Juventus de Turín, y la Frioentina, esto en Italia. Esto ocasionó que ambos equipos descendieran y, obviamente, al equipo ‘bianconeri’ le quitaron el campeonato. Y así podemos encontrar miles de cosas arregladas. Respecto a los scudettos logrados por la Juventus los años 2004-2005 y 2005-2006 la secretaria de la Federación Italiana se pronunció el 26 de julio decidiendo que el título de la campaña 2004-2005 quedara desierto y que el de la temporada 2005-2006 se lo adjudicara el Inter de Milán, que no tuvo participación alguna en el escándalo; y la Roma obtuviera la segunda plaza; asimismo se decidió que el Palermo y el Chievo Verona jugasen la ronda previa de la Champions League del periodo 2006-2007.

Cuando vemos todo este tipo de mañas, a veces ni te sorprendes de lo que pasa en México, pero como aspirante a futbolista te desilusionas y te dan ganas de dejarlo como el caso de nuestro compañero.

Por otro lado. nos pusimos a pensar que todos en México somos así, desde que somos estudiantes, algunos alumnos optan por pagar para pasar alguna materia o algún examen o para tener tu título. O tal vez entras a una empresa sin estar con la preparación adecuada simplemente porque el dueño tiene alguna semejanza contigo, y así hay miles de casos dentro de nuestro país.

Entonces, de igual manera, nosotros vemos una desventaja la forma de ser del mexicano y desde ahí debemos de cambiar, porque, si queremos tener un cambio en el deporte, debemos de cambiar nuestra forma de ver las cosas, a lo mejor en lugar de dar una ‘mordida’ aceptar la multa y pagarla posteriormente.

Definitivamente hay una preferencia. Es hasta cierto punto natural. Todos tenemos una historia de vida. Un contexto en el que fuimos criados. Hay variables estudiadas que podemos sobreponer como etiquetas en las distintas personas que estudiamos en los variados fenómenos que analizamos. Desde el origen étnico, la raza, las tradiciones, la época, los tipos de padres, la clase social, religión, entre muchas otras características.

Por lo tanto, el verdadero cambio en la sociedad no está solamente en crear políticas. Esta es la gran deficiencia que tiene el sistema político actual: tantas leyes y tan poca acción. Tantas promesas y tan pocos resultados. Tanta palabrería pero tan poco compromiso. ¿Será que vivimos en un país que hasta en su idolatría por el fútbol nos hemos negado a ver que también en este deporte que veíamos como catártico y divertido haya sido manipulado en las garras de la corrupción, característica no sólo del poder o la ambición sino que está fuertemente arraigada al mexicano promedio pavoneado por la poca autoridad que adquiere, cual Napoleón Bonaparte en el trono?

Sería útil cuestionarnos ante qué tipo de sistema de gobierno estamos. Sobre todo, sería importante cuestionarnos si el sistema de gobierno está reflejado en la manera en que la Federación Mexicana del Fútbol está funcionando. En este caso, el problema no está en los grandes directivos, sino en la mente y la actitud del mexicano promedio: tan pobre y tan avaro.

Reportaje a cargo del Colectivo de Periodistas Futbolistas de la comunicación.

interview-193665_1920
Periodistas integrantes:  Abigail Rodriguez, Edgar Escamilla, Emmir Avendaño, Miguel Erosa y Mario Pasten

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s