La universidad pone “en engorda” a los estudiantes

La universidad pone “en engorda” a los estudiantes

Al concluir sus estudios, los universitarios incrementan su peso en un 15% a causa de la mala alimentación

Por: Periodismo en Femenino, colectivo de periodistas integrado por Rocío, Alejandra, Janet y Karina

¿Será directamente proporcional el aumento de peso con el conocimiento adquirido? Los mexicanos comemos mal, muchos debido a carencias económicas, pero buena parte de nosotros debido a que no sabemos cómo alimentarnos sanamente. Por lo cual mantener la ingesta hipercalórica y la inactividad física, causará a mediados del siglo XXI una población envejecida y enferma.

De esta manera, en este reportaje pretendemos demostrar que al entrar a estudiar a la universidad se genera un aumento de peso debido a los hábitos alimenticios.

Tomando en cuenta la situación actual en la que vivimos los mexicanos debemos preguntarnos ¿Cuántos kilos habremos subido al finalizar nuestros estudios universitarios?, considerando que cada alumno se lleva entre cuatro y cinco años en la universidad y con base a la asesoría de Andreas Carrillo, nutriólogo de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP) podemos afirmar que cada alumno habrá ganado un aproximado de 15% extra a su peso actual.

consecuencias-del-aumento-de-peso

 

Esto se reafirma, con datos de la encuesta realizada a una muestra representativa de diez alumnos (5 mujeres y 5 hombres) de la Universidad Autónoma del Estado de Puebla, de los cuales 90% afirma haber ganado peso a partir de que ingresaron a la universidad.
En este contexto, 20% de los alumnos respondió que su aumento de peso se debe a una mala alimentación; otro 20%aseguró que era por escasa economía, mientras que solo un 10% dijo que no ha sufrido un aumento de peso desde que entró a la universidad.

Las cifras son alarmantes y aunque un 80% de las personas encuestadas cree que la zona donde se ubica la universidad donde estudia ofrece comida saludable; la realidad de su su alimentación a es otra, pues al preguntar a los alumnos ¿cuántas veces a la semana ingerían comida poco sana? los resultados arrojados presentaron una problemática que no posee la atención necesaria.

Y es que 40% dijo adquirir alimentos poco nutritivos entre 3 y 4 veces por semana; el otro 40% afirmó ingerir comida no saludable de 1 a 2 veces por semana; por su parte solo el 20% afirmó comer diario este último tipo de comida.

Sin duda alguna, estos datos son resultado de pequeños hábitos diarios, como el consumo elevado de calorías, la falta de conocimiento de nutrición o saltarse una comida del día los que elevan el riesgo de desarrollar una de estas enfermedades sin que nos demos cuenta.

Lamentablemente los jóvenes mexicanos preferimos alimentarnos con comida de rápido acceso como son los tacos de canasta, los tamales o tamales con torta que los encontramos en cada esquina, el puesto de memelas de la señora de la cuadra, los tacos de carnitas que están en el paso de mi camino del diario, las papas fritas, y todo lo que podemos encontrar con más facilidad y aun menor costo, olvidándonos del daño que nos pueden causar.

tamales-1990080_1920

De hecho, un factor determinante en la encuesta realizada por este grupo de periodistas, sobre el aumento de peso durante nuestra estancia en la universidad, reveló que el 40 % de los encuestados consume tacos en su estancia en la universidad; el 20 % consume gorditas y memelas; otro 20% trae lunch de su casa; el 10% sólo consume en su casa; y el último 10% consume ensalada y fruta.

Sin duda alguna, esto representa una problemática grave en los jóvenes universitarios, ya que de acuerdo con el nutriólogo Andreas Carrillo, un estudiante atleta de alto rendimiento debe consumir máximo 3400 calorías, y un alumno con menos actividad física debe consumir un total de 250 calorías que no se almacenaran como grasa ya que 7000 calorías son equivalentes a un kilogramo de masa corporal así que si restamos 500 kilocalorías al día podemos quemas hasta medio kilo de grasa en una semana.

Es por ello la importancia de alimentarse adecuadamente sin olvidar alguna comida durante el día, aunque en México tenemos una cultura alimenticia muy mala, sobre todo los jóvenes universitarios. Estamos creando una cultura alimenticia basada en comida rápida, de más fácil acceso, más accesible de acuerdo con los costos que nos ofrecen.

Es por eso que en México el 40% de las calorías compradas provienen del pan, alimento que está considerado entre los productos de alto contenido calórico, gravados con un impuesto especial con el fin de reducir su consumo y combatir la obesidad.

Asimismo, el nutriólogo Andreas Carrillo afirmó que un factor determinante de los cambios de hábitos alimenticios en los jóvenes universitarios era la tediosa tarea de cocinar, y en muchos casos no es que no sepan, sino más bien que no cuentan con el tiempo suficiente para cocinar algo realmente sano, entre tareas, universidad y vida personal la sana alimentación se vuelve un gran reto.

El desconocer el bajo contenido nutricional de los alimentos que consumimos, plantea un grave problema que nos afectará a todos en un futuro no muy lejano, pues ignoramos la cantidad de calorías, azucares y carbohidratos que consumimos en una comida, nuestro especialista en nutrición nos habla de que depende de nuestro peso, estatura y edad, la cantidad de calorías que un joven promedio debe consumir al día, ya que no son las mismas del joven deportista que debe consumir alrededor de 3200 calorías, a una señorita que deba consumir 2500.

Una educación alimentaria empieza con el saber diferenciar la comida saludable de la chatarra y posterior a esto el emplear estrategias voluntarias relacionadas a la nutrición para propiciar una buena salud, sin embargo, el joven universitario tiende a comprar lo que encuentra a su alcance, y ¿Qué es lo más cercano a sí para comer? La cafetería de la universidad.

Cafeteria-Derecho

Indagando en el menú escolar, encontramos en su mayoría tortas, cuernitos, sándwiches, chilaquiles, enchiladas entre muchos otros productos elaborados con harina y/o maíz, por lo que nos preguntamos ¿Será un menú que ofrece una amplia variedad de alimentos saludables? La respuesta del nutriólogo entrevistado ante esta duda fue que en efecto, en el menú encontramos alimentos que pueden ser recomendados en una dieta balanceada, no obstante, no se puede afirmar que son completamente sanos.

Sin embargo, el especialista refirió que no depende en su mayoría el “qué” comemos, sino en la cantidad” que comemos, pues nos aseguró que es de suma importancia tener una dieta variada, el comer siempre lo mismo implica llegar a adquirir un desorden alimenticio.

Por lo anterior, cabe destacar que, de seguir con estos hábitos poco convencionales en el que un estudiante compra lo que tiene a su alcance, un universitario promedio, a lo largo de su estadía en la universidad incrementará hasta un 15% más el peso con el que ingresó a este nivel escolar.

Para demostrar lo anterior, tuvimos la oportunidad de entrevistar a Brandon García, estudiante de la carrera de ingeniería aeroespacial en la UPAEP, quien ha subido considerablemente de peso desde que entró a la universidad. Él considera que la razón de su condición actual reside en que es foráneo y por lo mismo no tiene a veces el dinero necesario para comprar comida saludable, ya que afirma que las ensaladas son demasiado caras pues cuentan en Fast Frut Factory $38.00 comparándolo con un gordita de $10.00 o una orden de tacos de canasta de $12.00. Asimismo, asegura que no sabe cocinar por lo que se ve forzado a adquirir alimentos todos los días y que gran parte de los puestos fuera de la universidad son grasosas y poco sanas.

alumna

No obstante, Brandon García, sabe que al ritmo al que está consumiendo comida poco saludable, aumentara notoriamente de peso, he inclusive es consciente de que puede desarrollar enfermedades como obesidad, diabetes, hipertensión o inclusive presión alta. Por lo que, para nivelar su mala alimentación, va a natación dos veces a la semana para tratar de bajar un poco todas las calorías que consume al día. Sin embargo, este esfuerzo no es suficiente pues no es equivalente su alimentación con su actividad física.

Al analizar el caso de Brandon García, pudimos notar que gran parte de la comunidad UPAEP, es foránea y viven lo mismo que nuestro testimonio. No obstante, también es importante mencionar que los locales también consumen altos niveles de comida poco saludable durante su tiempo en la universidad pues Isaí Castillo, estudiante de la carrera de Diseño Automotriz, también afirmó haber ganado peso al ingresar a la universidad pues aunque el a comparación de un foráneo podría llegar a comer comida más saludable a su casa, la realidad es otra, pues el tiempo no le es suficiente para transportarse todo el tiempo a sus casas a realizar sus comidas, pues entre las clases, tareas y proyectos, pasa gran parte de su tiempo en la universidad, razón por la que adquiere productos que no son sanos ya que esté mismo subraya que la mayor parte de la comida que venden engorda y no tiene otra opción.

Ante esta situación, decidimos hacerle una entrevista a la Doctora del Hospital del Carmen, Ileana Gutiérrez, quien hace mención de que Puebla es un estado en el que los jóvenes sufren obesidad por diversos factores, pero uno de los principales es la educación en casa desde la manera en cómo se preparan los alimentos y lo que se acostumbra a consumir.

130711_desayunoshutterstock_116628955-960x640

De igual forma, resalta la importancia de las porciones pues afirma que es mejor comer muchas porciones pequeñas a lo largo del día que una sola porción muy grande. Mientras sean más comidas al día, el sistema digestivo se mantiene activo y eso favorece la digestión, por el contrario; si se hacen pocas comidas de grandes proporciones, el sistema digestivo, termina su labor rápido y con el tiempo se van atrofiando los músculos de esa área.

De acuerdo a experiencia laboral compartida por la Dra. Gutiérrez el principal factor que influye en la obesidad juvenil es el tiempo con el que disponen la mayoría de los estudiantes para poder adquirir algún alimento bien regulado, pues la mayoría tienen un horario atareado así que prefieren esperar tres minutos en el puesto de memelas y fritangas a esperar 15 minutos que se lleva en el asar la pechuga y preparar la ensalada, además que las fritangas las compras con $20 a comparación de la comida más sana y alta en nutrientes que podrías gastar el doble de dinero.

Pensando en el contexto actual los jóvenes podrían desarrollar enfermedades como hipertensión, diabetes, obesidad, síndrome metabólico en un futuro, pero también pueden influir otros aspectos, porque se puede generar alguna deficiencia en alguna hormona; como en el caso del hipotiroidismo en el que no solo los alimentos intervienen, pero es mejor llevar una dieta balanceada para poder prevenir la obesidad.

Tras una pequeña explicación de los factores y riesgos de la obesidad en los jóvenes la Dra. Gutiérrez expresa su opinión y recomendaciones para poder cambiar el futuro de los jóvenes, en el cual vuelve hacer mención de la importancia de regular las porciones a lo largo del día, pues es de suma importancia tener activo el metabolismo durante todo el día y esto solo se logra comiendo porciones pequeñas pero con frecuencia, incluso

ayudaría a la pérdida de peso en cantidades considerables, de igual manera es importante saber el aporte nutrimental de cada alimento pues afirma que no es lo mismo comer unos molletes, gorditas, tacos, memelas a comernos una ensalada o algún aliento más sano pues los carbohidratos no son una fuente de energía óptima como consumir una ensalada, una manzana, pues contienen glucosa y nos ayudaría más al metabolismo, almacenando menos cantidad de grasa en el cuerpo.

deliciosas-memelastacos

Considerando la obesidad juvenil se concluye que es un factor determinante para un México obeso en el futuro porque hace mención que es como un círculo vicioso en el que los jóvenes en la actualidad están comiendo de una manera inadecuada y desmedida, entonces ¿qué se le puede enseñar en un futuro a las siguientes generaciones? se les enseñaran los mismos hábitos alimenticios o incluso peor, es por eso que se tiene que lograr un cambian ya que de no ser así seguirá existiendo la obesidad en México.

Las enfermedades como diabetes, obesidad e hipertensión tienen sus raíces en los malos hábitos alimenticios diarios, ya que incrementan los gastos en el sector de Salud en hasta 124 mil millones de pesos al año, de acuerdo con datos recopilados por la startup Deli Delivery.

Así mismo, es importante mencionar que los jóvenes universitarios se olvidan del valor e importancia que tiene el consumo agua para lograr un buen funcionamiento en nuestro organismo, cambiando el hábito del consumo de agua por el refrescó, bebidas con alcohol, bebidas energéticas, entre otras, que solo causan daños a la salud, tal como podría ser el daño a los riñones, el subir de peso, problemas sanguíneos o inclusive enfermedades cardiovasculares.

No obstante, gran parte de los jóvenes universitarios consumen de manera acelerada y exagerada este tipo de bebidas sin reaccionar y analizar las consecuencias que genera el consumo excesivo de dichos productos.

Por otra parte, también hay que recalcar que las calorías son una nueva tendencia en la alimentación. Andreas Carrillo, mencionó que el promedio de calorías que necesita un joven universitario en un día va de 1700 kcal. para una persona sedentaria a 2500 kcal de una persona que realiza ejercicio extremo.

pollo-calorías

Pero, con nuestra cultura alimenticia rebasamos por completo estas cifras a diario, ya que por cada 100 ml de refresco que tomemos, estamos consumiendo 42 kcal es decir en una botella de 600 ml consumimos un aproximado de 252 kcal, en una torta de tamal consumimos 850 kcal, es decir en un desayuno sobre todo de estudiantes basado en alimentos de acceso rápido estamos consumiendo más de la mitad de calorías que deberíamos consumir en un día entero.

Con base al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), la desnutrición calórico-proteica correspondió 7 mil 730 muertes, lo que representa el décimo lugar como causa general y equivale a 1.5% de las defunciones.

Al recopilar información sobre la diabetes, el INEGI la clasificó en una curva ascendente en la mortalidad en las últimas dos décadas, que pasó de casi 30 por cada 100 mil habitantes en 1990 a más de 70 por cada 100 mil en 2012. Ésta fue ligeramente mayor en mujeres, aunque la diferencia por sexo se acortó.

Esto nos permite inferir que vivimos en un México en el que es más fácil conseguir alimento chatarra que saludable, la comida rápida se abarata mientras las frutas y verduras se encarecen y en muchas comunidades es más fácil beber refresco que agua. Todo ese deterioro alimentario ha repercutido en la salud, nutrición, desarrollo intelectual y social en el país.

A este escenario se aúna la inactividad física y el sedentarismo, pues más de la mitad de los mexicanos no hace ejercicio y nuestros niños son los que más televisión ven en el mundo (cuatro horas y media diarias, en promedio). De proseguir la tendencia, a mediados de siglo el país tendrá una población envejecida y enferma.

feet-932346_1920
La diabetes en México ha mostrado un gran incremento. En 1990, las defunciones por esta causa eran de 6.1% del total y para 2012 el índice subió a 14.1%, si esto era en 2012

¿Cómo nos encontramos en 2017?, ¿cómo nos encontraremos en 10 años más?
El grupo de jóvenes universitarios que surgen aproximadamente a mediados de los 90 y la década de los 2000, hasta el día de hoy, está conformado en su mayoría por adolescentes y adultos jóvenes que comienzan a buscar su independencia, autonomía y su lugar dentro de la sociedad. Hemos comenzado a tomar decisiones por nosotros mismos, decisiones que repercuten directamente en nuestras vidas.

Dicho esto, las decisiones tomadas con respecto a los hábitos alimenticios de los jóvenes como ya fue mencionado recae en  la opción de comprar alimentos de bajo costo y de fácil acceso, en vez de alimentos un poco más elaborados y sanos, ignorando la mayoría de las veces el daño que estas decisiones podrían provocar

El desconocer las propiedades nutrimentales que aporta cada alimento, presenta un grave apuro en la dieta de cualquier joven, pues no se ve realmente la gravedad del problema que con el tiempo presentará. Hablando de un ejemplo podemos referirnos a las clásicas hamburguesas de aproximadamente 580 calorías o un poco más dependiendo de los ingredientes o si se come con papas a la francesa y refresco, no obstante, tan solo una, aporta a nuestro cuerpo el 60% de grasas que se tienen que consumir en todo un día, el joven desconoce el poco valor nutrimental y continúa ingiriéndolo por el simple hecho de querer saciar el hambre.

20150820113857_alimentos_poco_saludables_1

Sin embargo, muchos jóvenes si tienen en cuenta el poco valor nutrimental y simplemente hacen caso omiso, este fenómeno se presenta cuando el joven sabe lo que podría pasarle pero no dimensiona la situación puesto que lo ve como algo lejano o algo que simplemente a él no podría sucederle, la indiferencia se presenta como un grave problema a la hora de hablar de alimentación saludable.

No obstante, existe otro gran problema en la alimentación de la generación de los jóvenes Z, pues no están para nada acostumbrados a tomar agua durante el día. Suelen sustituir el agua por otros líquidos con cantidades elevadas de calorías y sodio, por ejemplo, un refresco de coca cola aporta 170 calorías con 25mg de sodio en tan solo una lata.

Es fundamental no solo para el joven tomar agua, sino para todo ser vivo en general, pues sin agua nuestro cuerpo dejaría de funcionar correctamente ya que contiene oxígeno necesario para que las células realicen su trabajo y ayuden a nuestro sistema inmunitario a luchar contra enfermedades, además de que ayuda a limpiar nuestro organismo, funciones que cualquier refresco no ayudaría a cumplir. El agua es sumamente importante para los seres humanas; ya que estamos conformados por un 70% de agua.

El consumo de alimentos con un elevado nivel de grasas y líquidos altos en sodio aunado al sedentarismo es un camino seguro a la muerte prematura. Sin exagerar, la unión de estas tres cosas provocará indudablemente un problema con dimensiones escandalosas en la salud de los Z. Un análisis sobre la práctica deportiva elaborado por el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP) de la Cámara de Diputados, indica que en México 80% de mujeres y 62.5% de los hombres no realizan ninguna actividad física.
El sedentarismo poco a poco se ha convertido en un estilo de vida que provoca enfermedades como la obesidad, diabetes, fibromialgia e incluso depresión, de seguir así, en un futuro la generación Z será la generación con más personas obesas y enfermas, provocando baja esperanza de vida entre los jóvenes de hoy.

Para evitar una vida sedentaria en los jóvenes universitarios es necesario recurrir al ejercicio físico frecuente y mantenerse activo puesto que al ingerir más calorías de lo que se queman, este tenderá a subir de peso. Muchas veces se confunde el hacer ejercicio físico con ir obligatoriamente al gimnasio, algo absolutamente falso, se puede simplemente caminar o correr unos minutos al día o simplemente mantenerse activo durante el día en las actividades que realizamos.

descargaejercicio1seventeen-ejercicio-divertido-379x302

Otro punto alarmante de la alimentación de los jóvenes es el no comer a sus horas, nos referimos a “saltarse la comida” ya sea el desayuno, la comida o la cena indudablemente afecta la salud de quien lo práctica. Muchas horas en ayuno puede originar una intolerancia a la glucosa y posteriormente originar diabetes. Y yendo a un ejemplo mucho más claro y evidente, cuando no saltamos una comida tendremos antojos y tentaciones, el antojo de un chocolate, unas papas o churritos cuando aún no hemos comido produce un alza de azúcar en la sangre.

Un estudio publicado en el sitio online ABC.es de la revista “Public Health Nutrition” nos habla de que “los adolescentes que desayunan poco o nada tienen un 68% de posibilidades de desarrollar síndrome metabólico”. Es decir, altos niveles de triglicéridos, niveles bajos de colesterol bueno, hipertensión y altos niveles de glucosa en sangre. Tendrá más posibilidades de aumentar de peso, debilidad al reducir niveles de energía y de desarrollar algún trastorno alimenticio.

Es sumamente importante desayunar, comer y cenar sin saltarse alguna de estas comidas, inclusive pueden hacerse cinco comidas al día, aumentando la capacidad de perder grasa y bajar de peso. Es indispensable el ordenarse y visualizar el contenido nutricional de la comida o snack que buscamos ingerir, pues es necesario comenzar a cuidarnos para saber que cantidades de carbohidratos, azucares, sales y proteínas son adecuadas para cada quien.

Cuando decimos que, incluso podemos hacer hasta cinco comidas al día es importante que mencionemos que son tres comidas fuertes y dos snacks en menores proporciones, este tipo de dieta es muy efectivo, también si tu rutina de ejercicios es muy rigurosa y necesitas energía y retribuir a tu cuerpo algunos nutrientes esenciales.

Otro punto importante en el que debemos hacer hincapié es que los jóvenes universitarios están en una etapa en la somos jóvenes- adultos, en esta etapa nuestro cuerpo funciona muy bien y nuestro metabolismo funciona eficientemente, sin embargo, los años caerán sobre todos y nuestros cuerpos lo comenzarán a resentir. Es cuestión de tiempo para que el cuerpo comience a tener deficiencias en su funcionamiento, así como en diversos sistemas, como el digestivo, y a su vez se verá afectado el metabolismo que poco a poco será más lento. Cada persona es responsable del cuidado que le damos a nuestro cuerpo, pero como hemos mencionado en los párrafos anteriores, esta generación no ha hecho un extraordinario trabajo cuidándolo, lo que, por ende, los llevará a que cuando llegue el momento que el metabolismo cambie, lo hará a grandes rasgos, ya que en la actualidad no se hace los suficiente para que sus deficiencias se vean reducidas.

Los jóvenes universitarios la tienen difícil y más si son mexicanos. Según una investigación de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí en conjunto con la Universidad de Illinois, en donde se analizaron diversos factores biológicos, así como, estilo de vida, social y ambiental y su impacto directo en el desarrollo de la obesidad y otros trastornos crónicos que se podrían desatar en los jóvenes mexicanos; el resultado nos dice que los jóvenes mexicanos tenemos un gen que hace que nuestro metabolismo sea ligeramente más resistente a la insulina que el resto; lo que desencadena la diabetes tipo 2, la cual nos especifica que aunque existe la insulina en el cuerpo, la glucosa no es capaz de entrar a las células del cuerpo y convertirse en energía.

Aunque los médicos, como tal, aún no saben que desencadena esta resistencia a la insulina, pero si afirman que el ejercicio es un factor importante en el tratamiento de la diabetes tipo 2, ya que las células reciben la glucosa más fácilmente después de la actividad física.

En la actualidad se vive con completo alcance a diversas sustancias que afectan de manera directa nuestra salud, como las bebidas con altos porcentajes del alcohol u otras sustancias que son nocivas, a largo plazo, contra la salud y el cuerpo.

El alcohol y el uso de drogas es un tema ya conocido y todos saben que dañan nuestra salud, sin embargo, lo que no se conoce es como la “normalidad” es un factor directo de estas sustancias. En la actualidad los jóvenes están expuestos al consumo no censurado de estas sustancias y el hecho de que nuestros conocidos, amigos y familiares las consuman, disminuye la importancia que le damos a sus efectos, desacreditándolos por completo hasta que después del tiempo, vemos reflejados en nuestros cuerpos, las consecuencias negativas del consumo poco moderado de dichas sustancias.

Después de investigar y confirmar que los alumnos suben de peso durante los años que pasan en la universidad, decidimos que también era prudente entender cómo funcionaba el cerebro humano ante los cambios que los cuerpos de estos jóvenes estaban sufriendo.

Según la Ivabelle Barrroso, psicóloga institucional; indicó que la adolescencia es una etapa en la cual el joven se encuentra en diversos cambios, ya sean físicos como psicológicos y esto afecta determinantemente sus conductas.
Psicológicamente hablando se puede decir que sufrir obesidad juvenil tiene consecuencias a corta, mediano y largo plazo, principalmente se ve afectado la autoestima pues al no tener un afecto a nuestro cuerpo ya que estamos metidos en un constante bombardeo de medios masivos y de una sociedad que nos especifican que la moda y la belleza es la esbeltez. El hecho de mantenerte con sobre peso o con obesidad va minando tu reconocimiento hacia nosotros mismos y nuestra aceptación lo cual provoca que cualquier rol que desarrollemos lo hagamos a partir de un bajo perfil, por la falta de confianza y de aceptación por los demás; lo cual no siempre es correcto, ya que en ocasiones lo que sucede es que no nos aceptamos a nosotros mismos y creemos que los demás tampoco lo hacen por no adaptarnos a los estándares de belleza.

Barroso  afirmó que son varios los factores sociales que impactan en los jóvenes a cambiar sus hábitos alimenticios pero la sociedad en sí es el más grande e importante de todos. México es una sociedad contradictoria, ya que no solo se plasman estándares de belleza que son difíciles de alcanzar por medio de la esbeltez, sino también se invita a los demás individuos al consumismo, al sedentarismo, a la constante participación en el consumo de bebidas alcohólicas con alto contenido calórico y esto origina, que se acumule peso corporal. La sociedad constantemente dice “come, pero no engordes”, “toma, pero no pierdas la compostura”, “mantente en un ambiente social aceptable, pero se exitoso en el ámbito académico y en el laboral”; al estar viviendo de una sociedad contradictoria y con una baja autoestima, se dificulta decir no a este juego perverso al que la sociedad somete a sus individuos diariamente.

obesidad_infantil_3

La obesidad juvenil es la clave para un México obeso en el futuro, no solo porque es más grande la posibilidad de que seas un adulto con obesidad, sino porque la alimentación es educación que se da en casa, si los adultos con obesidad que no cuidan las porciones que ingieren, ni tratan de comer de manera balanceada; ¿Qué le estarán enseñando a los niños? Aquellos que descuidan su salud, son personas que no se aman a sí mismas.

Como se mencionó al principio los jóvenes universitarios tienen delante un futuro en el cual si no cuidan su alimentación estarán condenados a vivir enfermos porque están tomando la decisión de enfermarse con los malos hábitos alimenticios que están adoptando, es decir las cosas que consumen no para alimentarse sino para calmar la necesidad del cuerpo, sin darse cuenta de que, son ellos los que se están condenando a un futuro lleno de problemas de salud.

Sin exagerar podemos decir que esta generación, los jóvenes universitarios, la tiene difícil en varios aspectos, como en lo laboral, en las constantes actualizaciones y avances de la tecnología, pero, también son una generación que prometen eficiencia y desarrollo para México. Por estas razones es sumamente importante que hagan consciencia y pensemos en la realidad de la salud de estos jóvenes. Van corriendo a las enfermedades crónicas y rodando a la obesidad, haciendo que la generación pierda todas esas cualidades que lograban que fueran un futuro prometedor para nuestro país.

Es hora de que los jóvenes universitarios comiencen a cuidar su cuerpo, ya que, literalmente, es y siempre será su único compañero para toda la vida. Los universitarios deben tratar de cambiar ese futuro tan deprimente que los espera y tomar acción para que se vuelva positivo, deben ser una generación enérgica y con longevidad.
Son la generación del cambio, hagan de su generación el ejemplo de futuras generación para una vida mucho más sana, para una vida donde amar nuestro cuerpo va primero y no temen a tomar las medidas necesarias para vivir plenamente y envejecer con orgullo. Cambiar los hábitos alimenticios es la pauta que se necesita para cambiar esta realidad en México y así hacer cambios representativos en la sociedad, empezando con esta decisión tan pequeña pero tan trascendente.

Periodismo en Femenino 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Misión: Nuestra misión es generar información verídica y objetiva a todo el público en general. Ya que somos un medio de difusión y promoción que busca contribuir al crecimiento, desarrollo y fortalecimiento de nuestro país en sus diversos ámbitos a través de un periodismo de excelencia. Además, es importante mencionar que nos regimos por un estricto sentido de ética personal y profesional.

Visión: Somos un grupo de periodistas confiables y con ética profesional, por lo que todos los artículos, reportes y noticias presentadas son trabajos realizados con calidad. Estamos comprometidos en preservar, difundir y laborar con los valores que nos rigen, tales como la responsabilidad, lealtad, ética, compañerismo, profesionalismo, trabajo en equipo, comunicación, confianza, sinceridad y compromiso.

Objetivos:

  • Información veraz y objetiva de los acontecimientos más importantes.
  • Desarrollar en el lector la capacidad crítica y analítica sobre los contenidos y noticias presentadas.
  • Fomentar los valores morales que nos rigen al periódico.
  • Incrementar la satisfacción del cliente.

24829522_1470467613000247_2045832594_n

Alba Karina Espinosa Luis, tengo 19 años, soy estudiante de Comunicación y medios digitales en la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla.  Realicé primero y segundo de primaria en el Instituto Rosa Carolina Agazzi A.C., el resto de mi primaria y toda mi secundaria la realice en el Colegio Unión y Progreso A.C.; la preparatoria la realice en el Instituto Carlos Gracida A.C.

Tengo un programa en la radio de mi universidad (U Radio) llamado Control Hit que trasmite todos los martes a partir de las 17:00 hrs. Asimismo, he realizado notas para UPRESS que es el área que lleva todas las noticias de la universidad.

Contacto: albakarina.espinosa@upaep.edu.mx

Blog:

https://wordpress.com/post/lugaresturisticosdemexicoweb.wordpress.com/459

https://lugaresturisticosdemexicoweb.wordpress.com/2017/12/07/un-escudo-de-energias-negativas/

https://lugaresturisticosdemexicoweb.wordpress.com/2017/12/07/mexico-una-sola-realidad-en-dos-vertientes-distintas/

24898841_1121095111354453_1389983075_n

Celia Janet Rodríguez Rodríguez, tengo 19 años, soy estudiante de licenciatura en comunicación y medios digitales en la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla. Soy alumna originaria del municipio de Ixtacamaxtitlán ubicado en la sierra norte del estado de Puebla, en donde realice mis estudios hasta el nivel medio superior.

En 2012 fui niña DIFusora estatal, de ahí nació la idea de la comunicación y la redacción, a lo largo de mi preparatoria forme parte del grupo de redacción y oratoria, actualmente en la universidad eh realizado notas para UPRESS.

Contacto: celiajanet.rodriguez@upaep.edu.mx

Blog:  https://janetrodri17.wixsite.com/ixtac1510

17015505_1450287975003768_1445308685_o

Rocío Badillo Rodríguez, tengo 20 años, soy estudiante de la licenciatura en comunicación y medios digitales en la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla. Soy alumna originaria de Apizaco, Tlaxcala en donde realice mis estudios hasta secundaria.

La preparatoria la curse en el Colegio Euro Liceo donde tuve la oportunidad de viajar a Francia por intercambio escolar. En la Universidad he tenido la oportunidad de participar en programas de radio y he trabajado en notas para UPRESS.

CONTACTO: rocio.badillo@upaep.edu.mx

BLOG: https://rosquibr.wixsite.com/aprovechandoelfin

 image1

Alejandra del Torno, tengo 21 años, soy estudiante de licenciatura en comunicación y medios digitales en la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla. Soy alumna originaria Puebla, en donde realice mis estudios hasta el nivel medio superior en el colegio Damicis y posteriormente UPAEP.

Fui imagen de UPAEP durante la preparatoria y en la universidad, amo la comunicación y he participado en campañas de radio y periodismo.

CONTACTO: alejandra.deltorno@upaep.edu.mx

BLOG: https://alejandradeltorno.wixsite.com/conocemexico

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s