Mi primer viaje escolar

Inicio esta aventura despertando al veinte para las cinco de la mañana un nueve de marzo del 2017. Esta situación de despertarme temprano la vivo día a día, y es una gran batalla que ese jueves no fue la excepción, pues combatir con uno de los grandes placeres de la vida es un verdadero reto.Sigue leyendo “Mi primer viaje escolar”

Llegar tarde, se volvió un hábito.

Despierto el martes 14 de Marzo, al parecer no escuché mi alarma y viene a mi mente que tengo examen, pero ya es muy tarde. Mi nombres es Gerardo Matamoros estudiante de la carrera de comunicación y a mis 23 años aun no soy puntual. Voy hacia mi recámara rápidamente para poder vestirme y loSigue leyendo “Llegar tarde, se volvió un hábito.”

¿¡Utilizados por Google!?

Martes 8 de marzo a las 22:00 horas, me encontraba en Acapulco. Me subo al autobús para empezar mi viaje de regreso a Puebla. A mis 20 años debo decir que de los pocos viajes que he tenido, este en especial fue el más pesado. El viaje debería durar 6 horas aproximadamente, me sentía muySigue leyendo “¿¡Utilizados por Google!?”

El desencanto de Google.

Érase una vez y mentira no es que aquella madrugada del 9 de Marzo, en la que tenía mucha flojera para levantarme, pues decidí acostarme a la 1 am, aun así  puse mi alarma y fui a dormir. Para ser exactos, la alarma sonó 4:15 am y tenía que alistarme para salir hacía la Universidad,Sigue leyendo “El desencanto de Google.”

Viaje de experiencia y aprendizaje

Por. Giovanni De Simone Erase una madrugada en los últimos días de invierno, donde mis ganas por levantarme eran nulas. Son las 4:30 de la mañana cuando con trabajo logré abrir los ojos y con gran pereza conseguí cambiarme, pero me olvidé que hacía frío afuera y tuve que cambiarme para no congelarme en mi travesía rumbo aSigue leyendo “Viaje de experiencia y aprendizaje”

Diferentes emociones por un día.

Aquel jueves 9 de Marzo no dormí en casa por cuestiones de tiempo. Era un viaje que algunos esperábamos con emoción y otros con flojera y con un sentido de obligación. La alarma sonó 4:30 horas  y con muy pocas ganas de despertar 15 minutos más tarde me dispuse a bañarme. Salí de mi moradaSigue leyendo “Diferentes emociones por un día.”